29 de junio de 2009

llegué a una conclusión muy seria luego de resvalar en la ducha, shampú en mano haciendo las veces de micrófono, al ritmo de mi propia version de Chiquitita:
estar solo puede llegar a ser demasiado triste.

3 comentarios:

  1. Además me había olvidado la toalla...

    ResponderEliminar
  2. pero quién te quita lo cantado?

    ResponderEliminar
  3. sabes muy bien,
    que las penas vienen y van
    y desaparecen...

    ResponderEliminar

Si lo sabe, cante!